“Math Royale”, o cómo aprender jugando

No es ningún secreto que a los niños les gusta más jugar que hacer ejercicios de matemáticas. Los deberes de historia, estudiar ciencias naturales, hacer dictados… Todos sabemos que esas actividades son fundamentales en la educación, pero al mismo tiempo también son tareas que suelen resultarles bastante pesadas. Por eso en el Humanitas Bilingual School Torrejón han querido ir más allá y enseñarles las operaciones matemáticas utilizando uno de los juegos que más les gusta a sus alumnos: Clash Royale.

Para quienes no lo conozcan, Clash Royale es un juego para móviles en el que los jugadores abren cofres para obtener cartas de personajes, y con esos personajes pueden después jugar partidas unos contra otros. Se trata de un juego que se ha popularizado mucho entre los jóvenes, y por eso Daniel y Antonio, profesores del colegio en Matemáticas y Lengua de 5º respectivamente, han creado el proyecto llamado ‘Math Royale’.

Con él pretenden hacer que sus alumnos aprendan matemáticas de una forma diferente y agradable, simulando una aventura en la que ellos son los protagonistas.

En una publicación del portal web Educación 3.0, Daniel y Antonio cuentan cómo decidieron buscar un modo de motivar a los alumnos y acercar las matemáticas a su centro de interés. Así, en cuanto vieron que prácticamente todos ellos jugaban a Clash Royale, se pusieron manos a la obra y crearon este proyecto que ahora protagoniza su asignatura.

‘Math Royale’ es un juego basado en las cartas, reglas y personajes del juego original que plantea diversos retos matemáticos. Es decir, los alumnos tienen unos objetivos diarios que consisten en problemas matemáticos y si los superan, tanto individual como colectivamente, en sus clanes obtienen gemas con las que abrir los diferentes cofres. Estos cofres contienen las cartas de los personajes, que les dan una serie de ventajas para las clases, y con todo ello van superando las diferentes fases del juego a la par que aprenden matemáticas.

Los resultados, cuentan, son fantásticos.

Los alumnos se esfuerzan a diario para abrir los cofres mostrando mejoras en sus conocimientos matemáticos, tanto para resolver los problemas, como para gestionar sus gemas a lo largo del juego. Además, parecen empezar a mirar las matemáticas con otros ojos, con una motivación superior y un entendimiento más óptimo de la asignatura. Sobre todo, lo que más destacan en esa entrevista, es el cambio de actitud de alguno de sus alumnos. Antes no entregaban sus deberes y ahora los consiguen llevar al día con acierto.

La labor de Daniel y Antonio en esta iniciativa es un ejemplo perfecto de cómo, con un poco de creatividad, conociendo los intereses de los niños y haciendo un esfuerzo por situarles en un entorno que les guste, se pueden obtener resultados extraordinarios hasta en el más inesperado de los campos.


Si quieres conocer qué Apps usan tus hijos y durante cuánto tiempo descarga Smartme Family ®. Te ayudaremos a prevenir comportamientos potencialmente peligrosos.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *